Comunicación, confianza y productividad

julio 2, 2017 § Deja un comentario

Principio de Pareto: Lo importante no es hacerlo todo, sino ese 20% que te da el 80% de los resultados. Pareto.jpg

En una relación entre parejas, personas naturales, o de cualquier tipo, es importante que la comunicación entre las partes sea lo más clara, precisa e inclusiva posible. La comunicación, en una relación económica, implica que existe la confianza suficiente para negociar y acordar. En el intercambio de un bien o servicio, el consumidor espera recibir lo que el vendedor ofrece a cambio de una retribución. De igual manera, una empresa ofrece un puesto remunerado a cambio de la producción de un trabajador. El acuerdo comercial o laboral entre las partes se rige por lo acordado y esperado; y la prueba fehaciente de que se ha llegado a buen puerto son los resultados esperados, que a su vez pueden ser medidos con la productividad con la que se realizan las acciones.

La baja productividad en el Perú, como una explicación de la desaceleración de la economía, no solamente se debe a la baja demanda, poca oferta de inversión o ausencia de políticas estructurales en los ámbitos económicos, sociales y culturales; sino que también al deterioro de instituciones, o en el peor de los casos, a la ausencia de valores entre quienes se comprometen en una relación.

Todos mentimos a todos y hasta a nosotros mismos. Pero cuando estamos a solas, y por extraño que suene, desvelamos nuestros intereses ocultos a la impersonalidad de los buscadores de Internet. Es decir, realmente nos rebelamos tal como somos solo en nuestros foros internos; mientras que cuando nos relacionamos con otras personas solo decimos y hacemos lo que nos interesa. Entonces nuestra comunicación no carga con la plena confianza que requiere una relación, y por lo tanto los resultados esperados no serán siempre los que queremos, o al menos no con la productividad que deseamos.

Sin embargo, si pudiéramos actuar con lo que solamente involucra y necesitáramos para avanzar hacia los objetivos específicos que las partes acuerdan, prescindiendo de las dudas e intereses personales que surgen al momento de comunicarnos en una relación, quizás podríamos lograr una mayor productividad en cada una de las acciones que nos enrumban hacia la meta de la relación.

La productividad por Richard Webb

Todos mienten por Sebastián Campanarios

¿Cómo medir efectivamente la comunicación interna? por Miguel Antezana

Una Advertencia y “Mensaje Divino” Sumergen a la Élite Occidental en el Terror

junio 22, 2017 § Deja un comentario

Adoninas

Un informe que cambia el paradigma presente, presentado hoy al Consejo de Seguridad (CS) por la Agencia Médico-Biológica Federal (FM-BA) afirma que un “Mensaje de Dios” fue recientemente transmitido al grupo más poderoso de las élites occidentales jamás reunidas (llamadas Reuniones Bilderberg), y cuya importancia era tan “aterradora” para aquellos que la escuchaban, que al instante prometieron “la totalidad de los recursos” de sus naciones para detener lo que saben que será el “fin de su gobierno” sobre la Tierra.

mbbm6

Según este informe, el Grupo Bilderberg, que durante 63 años ha sido anfitrión de estas reuniones para unas 130 de las élites más poderosas del mundo occidental, fue fundado en 1954 por el príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, quien antes de la Segunda Guerra Mundial, era un miembro del partido nazi de Alemania y oficial del Reiter-SS cuyo deber “principal / central”

Ver la entrada original 1.417 palabras más

“El fin del sionismo, lo traerá el mismo uso y desarrollo de toda su tecnología e híbridos humanoides. La autoexclusión judía”.

junio 19, 2017 § Deja un comentario

Origen: “El fin del sionismo, lo traerá el mismo uso y desarrollo de toda su tecnología e híbridos humanoides. La autoexclusión judía”.

Historial de Crédito

junio 14, 2017 § Deja un comentario

Sin un historial de crédito, puede ser más difícil conseguir un trabajo, un apartamento o incluso una tarjeta de crédito. Parece una locura: usted necesita crédito para conseguir crédito.

Su historial de crédito

De cómo vender en corto bonos hipotecarios basura

junio 12, 2017 § Deja un comentario

¿Hasta qué altura llega la codicia ?, Hasta que la deuda se convierte en un negociobabeltower1-400x191

Ningún mercado inmobiliario está a salvo de que las deudas de los propietarios y acreedores de éstas se conviertan en bonos hipotecarios basura, es decir bonos subprime. En los años previos a la crisis del 2008 en los Estados Unidos el sistema financiero inmobiliario deterioró sus estándares crediticios al punto que se llegó hasta hipotecas de interés variables con amortización negativa y opción de pago. Es decir, al comprador de una vivienda se le ofrecía la opción de no pagar nada en absoluto en los años de amortización y acumular cualquier interés más elevado sobre el saldo de la deuda.

Por su parte los gestores de fondo ideaban extensiones del crédito mediante nuevos instrumentos financieros. A la gente que no podía solventarse sus préstamos hipotecarios se les facilitaba instrumentos que, por un lado, deterioraban la evaluación de los créditos y, a la vez, aumentaban los volúmenes de crédito.

Pero la pregunta era quién compraría esas deudas rápidamente, ya que eran diminutas, difíciles de identificar e imposibles de ser tomadas prestadas para venderlas en corto. Tampoco existía manera de apostar contra éstas, ya que no había incertidumbre por el incumplimiento de pagos en el próspero mercado inmobiliario.

Unos años antes había aparecido la Permuta de Impago Crediticio, que no era si no una póliza de seguro en caso de que no se cumpliera el pago de una deuda, usualmente sobre un bono corporativo (como los bonos emitidos por Petroperú recientemente), caracterizados por ser pagos de primas semestrales y a plazo fijo. Es así que este instrumento se convertiría en la solución al problema del riesgo indefinido, y sería Michael Burry, un médico de profesión dedicado a gestionar fondos de inversión y uno de los primeros en reconocer la crisis de hipotecas subprime e invertir en seguros de impago, quien adaptó la permuta de impago crediticio como un instrumento más directo para apostar contra los préstamos hipotecarios basura. Aunque fuera un instrumento de especulación, era útil para la creación de un mercado de apuestas contra el incumplimiento de pagos; y lo que es más, los préstamos eran vendidos finalmente a otras empresas, como Goldman Sachs, que a su vez los empaquetaban en bonos hipotecarios basura para ser vendidos.

Dado el incremento de créditos sin contención de los préstamos hipotecarios, que alimentaba la creación de bonos hipotecarios basura, devino el mercado de apuestas colaterales sobre éstos, en el cual se podía vender en corto a través de las permutas de impago crediticio.

Información basada en el libro de Michael Lewis The Big Short: inside the doomsday machine.

Petroperú: 2000 millones en bonos

Nació un nuevo Chincheros

SEDAPAL

 

Hagamos al Planeta grande otra vez

junio 3, 2017 § 1 comentario

Por increíble que parezca, Leopoldo II convirtió a Bélgica en una gran potencia colonial sin disparar un solo tiro, MVLL.12761145-planeta-tierra-mapa-de-la-nube-en-un-lado-de-fondo-negro-de-la-am-rica-del-norte-y-del-sur-la-textur

Arrhenius, en 1896, fue el primer investigador en utilizar principios básicos de química física para estimar en qué medida el incremento de CO2 aumentará la temperatura de la superficie de la Tierra, a través del Efecto Invernadero.

También fue él quien, en su libro Worlds in the Making (1907), sugirió que la emisión de CO2 de los humanos, sería lo suficientemente fuerte para prevenir que el mundo entrara en una nueva era glacial. Esa Tierra calentada sería necesaria para alimentar al rápido crecimiento de la población. « Leer el resto de esta entrada »

Trumpeconomist

mayo 26, 2017 § Deja un comentario

‘Los idu de marzo ya han llegado’, dijo Julio César, a lo que respondió el vidente, ‘Sí, pero aún no han acabado’.

world-if-2016-cover_crop_4x3

Trumponomics

La economía según Trump

Entrevista a Trump por The Economist

Trump Ensayo sobre la imbecilidad (libro)