La Libertad del destino

mayo 31, 2015 § Deja un comentario

MáscarasPara Hobbes, el ser humano en su estado natural es malvado porque busca su propio bienestar, lo cual origina conflictos con otros. En razón de mitigar el caos la sociedad es la que se encarga de controlar a las personas.

Para Rousseau, lo mejor del ser humano estaba antes de que se formara la civilización. El ser humano buscaba tanto el beneficio individual como el colectivo puesto que es un ser compasivo y empático. Sin embargo, es la sociedad la que lo corrompe.

Nos encontramos frente a un dilema. ¿Somos seres buenos o malos? ¿Priorizamos nuestro beneficio personal o grupal? Para Sartre, el ser humano no tiene un propósito o esencia en la vida, simplemente existe. Esto implica un individualismo radical: el ser humano es libre, el ser humano es libertad. Lo que somos, lo hemos elegido para ser. Por lo tanto no estamos comprometidos con ningún tipo de moral.

De cualquier forma esta libertad de elección moral es la fuente de nuestro encarcelamiento. Sin una autoridad superior que nos controlara, estaríamos abandonados, seríamos responsables de nuestras acciones y tendríamos que elegir obligadamente. Estamos encadenados a la obligación de decidir, descartando otras posibles opciones cuyas consecuencias no son nuestra responsabilidad. Así nos encontramos ante el desinterés o desentendimiento sobre las consecuencias que ocurran por las acciones que no hayamos tomado partido, lo cual no es otra actitud sino la de mentirnos.

Para escapar de esta angustia existencial tomamos posiciones ideológicas, políticas, religiosas, etc. Sin embargo, para Sartre, tomar alguna posición es simplemente asumir un rol como una máscara que oculta el sin sentido de la existencia humana. Tanto desentenderse de responsabilidades como tener referentes del pasado son máscaras que nos ponemos constantemente gracias a la espontaneidad de la consciencia.

Claro, un asesino podría justificarse basándose en lo que propone Sartre, pero al margen de casos extremos, se puede decir que el ser humano es más libre de lo que cree: no estamos destinados a hacer o ser nada.

Anuncios

Etiquetado:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La Libertad del destino en Buenos Dias Playmobil.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: