Markham, el contrabandista de la quinina

agosto 20, 2014 § Deja un comentario

MarkhamHoy que la República Argentina pasa por un momento injusto le dedico este texto.

Es cierto que la historia la escribe el que gana. Un caso al respecto es la siguiente pequeña historia que se narra.

Entre los obstáculos que encontraron los países europeos para expandir sus imperios comerciales en el siglo XIX sobre las inhóspitas tierras del sudeste asiático y el interior del África, las enfermedades, como la malaria, la fiebre amarilla, entre otras, fueron algunos de los que más diezmaron a los exploradores y soldados franceses y británicos. Estos últimos, mejor enterados, gracias a sus investigaciones médicas, sobre las causas que hacían a sus empresas desistir de sus intenciones colonizadoras, encontraron en la quinina, un producto oriundo de los Andes, el paliativo con el cual prevenir el contagio de los diversos males.

Es así que conociendo la solución y necesitados de una cantidad suficiente para inmunizar a su ambiciosa soldadesca, el científico inglés Sir Clements Robert Markham, sacó en secreto, es decir de contrabando, puesto que la quinina era un producto único en el mundo, muchas semillas que terminaron cultivadas en sus colonias tropicales, para proporcionársela como medicina exclusivamente a sus huestes y así poder seguir expandiendo su libre mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Markham, el contrabandista de la quinina en Buenos Dias Playmobil.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: