Fascismo Financiero

julio 12, 2018 § Deja un comentario

Fascismo financiero: aquel que impide el acceso a la información financiera para rebelar malas prácticas financieras, como las ocurridas en el caso Wells Fargo.

Wells Fargo

 

Cáncer hipercapitalista en EE.UU.: De cómo los capitales privados adquieren los fondos públicos que forman con sus aportes los ciudadanos y las empresas donde estos trabajan, son los mismos que terminan arruinando a personas y países.

Banca rota en España y Europa: De cómo el modelo de financiamiento europea genera crisis.

 

 

 

 

 

Anuncios

Género sesgado

junio 26, 2018 § Deja un comentario

Quienes critican estos contenidos morales por sus sesgos machistas no son sino otra posición moral que también tiene sus sesgos ideológicos.

_20180626_100305

Polémicas frases sobre sexualidad en textos escolares

OVNI tubular

junio 24, 2018 § Deja un comentario

Nasca, Ica, Perú, 09 de junio de 2018, 15:50pm

Astroufo: Les comparto dos fotogramas analizados del video del extraño objeto volador de forma tubular (muy parecido a un zeppelin), grabado en la Pampa de Socos en Nasca (Ica-Perú). Se observa al objeto de tonalidad grisácea, el cual permaneció estático en el cielo despejado durante el anochecer nasqueño del pasado 9 de Junio. ¿Estamos ante la manifestación de un OVNI sobre las Líneas de Nasca? Saque usted sus propias conclusiones… (facebook, 24/06/2018).

OVNI tubularZor's Battlefortress

Zor’s Battlefortress / OVNI tubular

Sueño del 13 de Junio de 2018

junio 13, 2018 § Deja un comentario

En la casa del Toro el Sol hace su salida precedido por la Luna Nueva y escoltado por Mercurio.

 

Me estoy despidiendo de S. sabiendo que pronto la veré otra vez. Ella me entrega un relicario y me pide que se lo entregue a alguien. De cierta manera aquella tarea me carga de una responsabilidad que para ella significa confiar en mí. Luego de decir adiós empiezo a volar con un artefacto que llevo a mis espaldas, como una suerte de mochila. Al elevarme siento una libertad absoluta. Al principio no lo hago muy bien; pero a medida que aprendo a controlar el aparato comienzo a entrar en confianza y seguridad de lo que estoy haciendo. Subo no muy alto por la pendiente de una montaña que está ocupada por casas, cuyas arquitecturas no me son muy familiar por la variedad de estilos.

Mi poca experiencia volando provoca que a veces descienda ligeramente, topándome con obstáculos como los perfiles de los techos y los cables que sorteo por debajo. Aunque no tengo claro mi destino continúo volando hasta que desciendo dentro de una casa. Ésta es desordenada por dentro. Hay estantes llenos de libros, adornos y otras variedades de objetos. En las habitaciones están distribuidos por todas partes muebles y diversos objetos que no dejan muchos espacios para desplazarme. De repente surge de una puerta un hombre mayor que yo y me increpa quién soy y qué hago ahí. Yo le entrego la joya que S. me dio. Él me pregunta por ella. Le respondo que no sé y simplemente me voy volando otra vez, escuchando trás de mí sus reclamos por S.

Me elevo sobre un vecindario industrial de edificios bajos. En el fondo del horizonte veo una Luna Llena de color ámbar que a pesar de permanecer estática me da la impresión de estar a punto de ocultarse. O tal vez sea el Sol saliendo tras una cadena de montañas. Lo que sí distingo son pájaros negros que vuelan frente al astro de derecha a izquierda. Sí, es el Sol  y las aves están ensombrecidas por estar a contra luz. De cualquier manera, realizan movimientos violentos desbaratando algunas veces el curso de la bandada.

Luego estoy volando sobre unas calles vacías y ordenadas. Un par de personas pasan con unos perros con sus correas. Los canes están ansiosos y nerviosos. Ladran, olfatean como si buscaran algo entre los jardines de las aceras. Desciendo atraído por la curiosidad. Entiendo que algo se ha perdido o escondido. De repente una serpiente sale entre los jardines y se me avecina con agresividad. Los perros no la notan, así que la tomo por el extremo opuesto de su cabeza y empiezo a darle giros. Pido ayuda señalando a la serpiente. Uno de los perros se percata y viene en mi ayuda. Coge a la serpiente por la cabeza y se la lleva. Finalmente, me despido de todos y parto volando nuevamente.

Significado de los sueños

Norte chico de Lima

junio 13, 2018 § Deja un comentario

Turismo: Lugares para visitar en el Norte chico de Lima.

7 atractivos del norte chico que debes conocer

La laguna de los siete colores

Thundercat

junio 3, 2018 § 1 comentario

El arte de la animación: The Thundercat

El cubil felino

El Maestro del Prado, Javier Sierra

febrero 16, 2018 § Deja un comentario

El que tenga odios que oiga, Mateo 11:15

el-maestro-del-pradoLa historia que nos presenta Javier Sierra no solo tiene la intención de narrar el aprendizaje de un novato periodista sobre los mensajes ocultos en ciertas pinturas renacentistas que recrean pasajes de la biblia, sino que también hacer participar de este proceso al lector.

El maestro del Prado es la aventura que vive el mismo autor en el Museo del Prado al conocer a un hombre, el maestro, que lo introduce en la simbología ocultista que emplearon los artistas al pintar sus cuadros, así como en explicaciones sobre las razones que los llevaron a pintarlas con esa técnica reservada y exclusiva para los considerados iluminados. Personajes descontextualizados; rostros que miran a los espectadores; ubicación, características y significado de los elementos que configuran la pintura y el uso profético, apocalíptico y hasta conspirativo que se les dieron en su momento a los cuadros son los componentes con los que el maestro enseña su técnica para interpretar la simbología, mensajes y funciones de las obras. Pero el aprendizaje de esta interpretación heterodoxa o alternativa se verá interrumpido tanto por las misteriosas intenciones que tiene el maestro para enseñar su técnica como por el rechazo de quienes se oponen a tales propósitos.

Debido a que la narración es guiada por la acumulación de revelaciones que el maestro va encadenando a partir de los detalles que desvela con su técnica en los cuadros, sin que no haya otro motivo que obstruya el aprendizaje más que la oposición a una diferente interpretación y uso de los mismos, pareciera que el desenlace de El Maestro del Prado se reduce a la decisión que tomará el aprendiz con respecto a seguir o no estudiando el simbolismo de los cuadros. Pero será realmente el lector, el verdadero estudiante, quien decidirá finalmente si adentrarse más en la revelación simbólica y funcional de los cuadros, o aceptar sin dudar la corriente convencional y dominante del significado y uso las pinturas.