Sueño del 04 de marzo de 2019

marzo 4, 2019 § Deja un comentario

Estacioné mi auto en un estacionamiento que se encontraba en el ingreso de un mercado. Bajé con mi tabla, vestido con el traje para correr y entré al mercado. Dentro había algunos puestos de alimentos, ropa y alquiler de tablas. Me dirigí hacia la playa pero me di con la sorpresa de que ésta estaba tras una muralla de tierra a lo largo de toda la costa pero no muy alta para no poder escalarla con unos cuantos pasos. Al llegar a la cima observé que el mar no había olas por lo que me desanimé, además de que el agua tenía un color verdoso poco atractivo. Me di vuelta hacia mi auto cruzando por el mercado. Volviendo sobre mis pasos encontré a Gz en su bicicleta de carreras que conversaba con un par de amigos suyos. Lo saludé y le pregunté por un par de cosas. Sus respuestas fueron vagas por lo que preferí despedirme, no sin antes preguntarle si podía mirar mi tabla mientras iba a mi auto y volvía. Su respuesta fue igual de desinteresada como las otras. De igual manera dejé mi tabla y me fui sospechando que podría ocurrir algo. Cuando llegué al estacionamiento no encontré mi auto. Usé el seguro remoto para hacer sonar la alarma del auto pero como no tuve ninguna respuesta concluí que se habían robado el auto. De regreso al mercado para recoger mi tabla me di con otra sorpresa de que ésta había desaparecido y que Gz tampobo estaba. También pensé que se la habían robado. Me quedé indignado por la falta de honradez de la gente. Pensé que alguien de los puestos de alquiler de tabla la habría tomado y escondido, porque aunque la busqué por diversos lugares del mercado no la encontraba. Me habían robado el auto y la tabla. Antes de regresar a mi casa con la mala noticia revisé en mi teléfono la aplicación que me permite ubicar mi auto. Éste se encontraba a varias cuadras del mercado. Como la zona no era muy segura y sería mejor ir con alguien más para enfrentarme a los ladrones, fui a mi casa para pedir a alguien para que me acompañara. Allí estaban los chicos del grupo de sociólogos con el que hice el trabajo de diseño. Me estaban esperando para que les sacara un cigarrito chino. Se me ocurrió llevarlos conmigo para encarar a los ladrones, así que les ofrecí sacarles un cigarrillo chino. Luego de armarlo y pedirles que lo fumaran fuera de mi casa, ya que mi madre andaba en casa y no la quería molestar, les dije que vayan saliendo. Para mi sorpresa vi que mi auto estaba estacionado en el garaje de mi casa. Al cruzarme con mi padre en las escaleras le dije que se habían robado el auto y agregué, ante su cara de sorpresa, que ya lo tenía devuelta conmigo. Esto lo calmó y antes de que me preguntara por lo que hacían el grupo de chicos afuera, me despedí y me fui a la calle.

Anuncios

Prometeo

febrero 5, 2019 § Deja un comentario

PrometeoCreador y benefactor de la humanidad.

El hombre es obsoleto

La humanidad en una encrucijada

Secretos filtrados de la película Prometeo

 

Tercera Guerra Mundial

febrero 5, 2019 § Deja un comentario

OBEYLa dictadura científica acaba de empezar, Los niños estelares.

Vídeo

Armas Silenciosas para Guerras Secretas – Un manual introductorio de programación

Control Mental

febrero 1, 2019 § Deja un comentario

Control Mental

Biocentrismo: la consciencia individual se conecta con la consciencia universal.

Karen Huges: EKGs controlling emotions and reading thoughts

Daniel Estulin: Control Mental.

Caso en El Comercio: Peruano denuncia control mental en Japón.

Guerra de otros Mundos XII

diciembre 19, 2018 § Deja un comentario

Reloj Sumerio“La guerra ya empezó” dijo Shamash y agregó “Hay algo más que debo informarte. Debes cruzar los muros en la Antártida y buscar del otro lado la cueva que te permita salir por el Polo Norte del planeta Tierra. Así podrán acorralar a las fuerzas invasoras y expulsarlas del planeta”. Antes de que Shamash entrara en el portal interdimensional que lo llevaría a su mundo en algún lugar del Universo, le alcanzó al capitán Dónovan una pulsera como un reloj que le permitiría afrontar las incidencias que irían surgiendo en esta nueva misión por salvar el planeta Tierra. “¿La Antártida? ¿Te refieres a los muros inalcanzables de la Operación El Gran Salto?” preguntó el capitán Dónovan justo cuando su amigo desaparecía dentro del portal. El capitán Dónovan reunió a su escuadra de militantes terrestres de la Resistencia para regresar a la base y prepararse para su viaje a la Antártida.

Operation High Jump

Guerra de otros Mundos XI

diciembre 12, 2018 § Deja un comentario

IMG_20181212_151132Cada sonda que caía desacoplaba los 4 robots RCTi4 (Robot de Combate Terrestre i4) que transportaba. El objetivo era hacerse de las fuentes de energía terrestre, eliminando lo que fuera que se interpusiera. Separándose en dirección a cada punto cardinal, uno de estos CTi4 fue captado por un grupo de centinelas perteneciente a los miembros rebeldes de la Resistencia. El CTi4 se había acercado a una de las ciudades en ruinas y desoladas. La visión infrarroja del robot no detectaba ningún organismo vivo entre los escombros de edificios, autos carbonizados y demás deterioros que habría dejado algún entrenamiento entre los rebeldes y las fuerzas del GM, la  cual estaba empeñado en eliminarlos. Sin embargo, el grupo de centinelas rebeldes, comandado por la Capitana Leya, lo tenían rodeado y en la mira. La orden era conservar la mayor cantidad de tecnología que podían obtener del robot, antes de que éste informara a su base central de cualquier hallazgo y se autodestruyera si era capturado. “Recuerden darle a su fuente de energía” dijo la Capitana Leya antes de iniciar la embestida contra el invasor.

Guerra de otros Mundos X

diciembre 10, 2018 § Deja un comentario

Sargento Ayar MancoEl sargento Ayar Manco dirigía su escuadrón CIC de combate para contrarrestar la invasión alienígena. Aunque los cazas terrestres habían podido destruir muchas naves FEL y ADC enemigas, las fuerzas defensivas terrestres iban disminuyendo en número ante la imponente flota de ataque de los Heinideses. En un momento, la nave del sargento quedó a merced de dos FEL que lo perseguían disparando sin lograr impactarle. El sargento Manco al intentar huir de sus enemigos salió de la zona de combate. Esta maniobra le costó que su nave fuera interceptada por una plataforma alienígena de abastecimiento que orbitaba alrededor de donde se producían el encarnizado enfrentamiento espacial. Si bien la plataforma no poseía de suficientes medios de ataque para derrumbar la nave del sargento Manco, sí contaba con un campo de fuerza gravitacional que atrapó la nave terrestre y la atrajo hacia la base invasora, sin que el sargento pudiese evitarlo. El sargento Manco se preparaba para lo peor: se enfrentaría cara a cara con los alienígenas, lo cual tal vez sería su final.